viernes, 6 de mayo de 2011

De nuevo depresiva

Estoy más dual que nunca. Subo y bajo a una velocidad espasmódica. Las veces en las que estoy triste y sin ganas de nada más que de encerrarme son bastante más numerosas que las que tengo ganas de sonreír (ni qué hablar de reír). Y para cuando vuelvo a un estado más o menos estable, vuelvo a caer. Estoy en el abismo y, en cualquier momento, no voy a poder evitar…

Además de mi estado de tristeza, tengo que añadir al paquete emocional mis pasados ataques de ansiedad que intento controlar porque son los que dejan signos más que latentes por algunos días o, incluso, semanas. Alguna herida ha aparecido en mis manos y no puedo permitir que vaya a más. Me siento pesimista aunque en voz alta intento decir cosas positivas que no termino de creerme y, para acompañar a mi desconfianza en lo que yo misma digo, mi sentimiento de impotencia ante lo que se acontece alrededor va en aumento.

Tengo tanto trabajo que no doy abasto. Esta semana casi exploto y mando a todos a la mierda. Y digo casi, porque gracias a que hablé con mis responsables, se ha solucionado un poco mi situación: por fin puedo delegar trabajo a mi gusto. ¡Vaya! Algo sí que he conseguido. No todo tiene tan mal color. Pasaremos al gris oscuro en lugar de quedarnos en el negro.

No duermo bien, tengo sueños rarísimos que sin llegar a ser pesadillas no me dejan descansar. Los recuerdo y me angustian aún más. Así que, dado mi estado, estoy a la que salta, todo me molesta y me porto mal con la gente, contesto de forma inadecuada, ruda y sin tacto alguno. El problema es que me doy cuenta y no me importa. En lugar de hablar podría ir dando puñaladas que para el caso…

Y ayer se dieron cuenta. Corrijo: ayer me preguntaron acerca de mi estado, porque se llevan dando cuenta algunas semanas. Me preguntan si me pasa algo y yo no tengo ganas de explicar nada. De hecho, ni siquiera sé si lo puedo explicar, porque no me queda claro que tenga explicación. Sí, he asumido que es culpa mía: no es la gente la que me pone de mala hostia, sino que soy yo la que me pongo de mala hostia por la razón que sea.

No es que no tenga ganas de pedir ayuda, es que estoy cansada de explicar las cosas. Evidentemente me pasa algo. ¿Por qué me preguntas si me pasa algo? ¡Joder! Pregúntame qué me pasa, directamente. Puede que así en un acto de los míos de impulsividad te suelte de sopetón que me estoy replanteando mi vida.

¿Alguien sabe cómo se apaga el cerebro?

7 comentarios:

  1. Te recomiendo que empieces a meditar. A mí me ha funcionado...

    ResponderEliminar
  2. Me recuerdas a mi hace un tiempo.. demasiadas cosas agolpadas en tu cabeza, demasiadas dudas o peor aun, demasiadas certezas pero que no quieres ver o asumir... no se si voy bien, si es así, sólo puedo aconsejarte que des el salto, que así no puedes estar pq petarás (lo sabes perfectamente). Tienes que ser valiente y mirar sobretodo por ti, no es plan de hacer daño intencionadamente a nadie, pero primero estás tú y tu salud mental y física. Aquí hay un dicho que es "qui no arrisca no pisca" algo asi como quien no arriesga no consigue, así que ánimos, tomes la decisión que tomes, si la haces pensando en tu felicidad, al final es lo que obtendrás.
    Cualquiero cosa ya sabes como encontrarme.
    Muxus y buen finde (sí, hay que intentar que lo sea!!!)

    ResponderEliminar
  3. Hola! Es la primera vez que te leo...y me recuerdas a mi hace unos 3 meses. Tuve que tomarme un descanso y pedir disculpas en el trabajo por que no habia persona humana que hablara conmigo, tenía estres, insomnio, ansiedad,una mierda vaya...trataba a todo el mundo fatal y lo peor es que eres consciente de ello pero no tienes ni puta idea de que hacer... Asi que me fuí al médico, me dió la baja, y aquí sigo, con psiquiatras, medicación...y esperando a volver algun dia al trabajo. que tampoco tengo prisa, las cosas como son...tal vez tu tambien necesites un descanso... en fin, muchos animos!!!

    ResponderEliminar
  4. hola Preciosa!

    y qué dirías si te lo preguntaran de forma directa?

    por dónde empezar? si es que esto no tiene fin.

    lo más fácil es callar y esperar a la racha buena, que llega, verdad? claro que sí.

    y te comprendo, pero es que estoy de una manera que... y leo entradas que... uf, es que hoy no estoy para nada.

    y lo que quiero decirte es que se jodan, pues, no tenemos que aguantar rollos diarios sin merecerlos?! pues eso, que si planteas tu situación y lo solucionan, por qué no lo han hecho antes? ah, claro, que antes te callabas.

    muchos besos Linda

    ResponderEliminar
  5. Ay hermosa cuando uno está depresivo ve todo negro... Es como llevar anteojos de sol pero mas oscuros xD

    Creo que deberías darte un día de spa o algo así. Algo que te disgratiga, no te deje pensar, que te haga salir de la rutina y disfrutar de otras cosas.

    Animate

    Porcealin kisses

    ResponderEliminar
  6. Sal de miiiiiii!!! jajajajaj, llevo tanto tiempo siendo fria, borde y pasota que ya no recuerdo si es mi estado natural.

    Espero que la situación mejore.
    Mil besos.

    ResponderEliminar
  7. 3 gramos de coca y dos botellas de alcohol, cerebro en off 100% garantizado ;)
    Hahah no pequeña no es cierto. (bueno si pero no lo hagas)
    Dejalos que se vallan al maldito infierno!
    Te hare una pregunta extraña:
    Y si alguien llega y te dice ¿que te pasa? ¿Contestas? ¿Lo harias?
    Si es asi, te admiro, muchisimo en verdad, yo no puedo hacerlo.
    Pero todo esto pasa, ambas lo sabemos, es un proceso de reciclaje de sentimientos y al final, cuando termines, te sentiras mejor, despues regresara la de depresion, pero valla es antural.
    Tranquila repsira y aqui estoy para lo que necesites :) Beso!

    ResponderEliminar