martes, 29 de marzo de 2011

Cuando ser delgada se convierte en PECADO

Estoy harta de tener que justificarme por estar delgada. Estoy harta por tener que pedir perdón por estar más delgada que la persona que me habla. Estoy harta de soportar miradas inquisidoras. Estoy harta de tener que comer más que cualquier otra persona porque a mí me acusan y a ella no. Estoy harta de hacer cosas que no quiero porque se consideran lo normal. Estoy harta de ser quien no soy. Estoy harta de poner cara de circunstancia con sonrisa forzada cuando me llaman ‘delgadita’ o me recuerdan que me he quedado muy ‘delgadita’ (repetimos palabro). Estoy harta de que me sirvan más en el plato. Estoy harta de que siempre sea a mí a quien preguntan si quiero más aún habiendo comido más que otros que están a la mesa. Estoy harta de que me digan que me faltan ‘2 kilos’ pese lo que pese. Estoy harta de tanta hipocresía. Porque desde hace algún tiempo, parece que tengo que dar razones por las cuales quiero estar delgada. Me preguntan si he vuelto a adelgazar y me scanean de arriba abajo. ¿Me doy media vuelta para que juzgues mi culo también? O mejor aún ¿me despeloto aquí mismo y así sales de dudas? Y no he vuelto a adelgazar. Llevo 3 años pesando más o menos lo mismo, exceptuando el periodo de tiempo en que me quedé en aquellos dulces 42 kilos. Así que 3 años pesando unos 45-47 kilos y todavía hoy recuerdan que llegué a pesar 55. Sólo me arrepiento de no haber pesado desde bastante antes 46. Siempre me queda la duda de que si el cambio hubiera sido, por ejemplo, en plena edad del pavo y se hubiera mantenido así, ahora nadie se extrañaría en que me mantuviera en ese peso. Tengo que aguantar comentarios de madres de mis amigas diciéndome que estaba más guapa antes, que mejor 2 kilillos más. ¡Y una mierda! ¿Antes? ¿Antes de qué? ¿Antes de cuándo? Porque mi físico no es nuevo, llevo así 3 años. Y mientras mi mente se contiene por no darle una mala contestación y un empujón a la metomentodo de turno, me limito a sonreír, decir que he estado más delgada y que he engordado y, sobre todo, que me gusta estar así. Pero me queda por soportar un ‘No, qué va, estabas mejor antes’. Pues engorda tú y a mí déjame en paz. Ha llegado un punto en el que estaría más mona sin hablar cuando salen temas como ‘fulanita ha engordado’. Porque está bien que lo diga cualquiera que está algo por encima del peso ‘¿normal?’, pero que lo diga yo… Que diga yo que fulanita ha engordado o que tiene tripa es PECADO. No se me permite hablar de esos temas, se me juzga de manera diferente a las demás aunque ellas también hayan notado eso que yo digo. Así que he decidido no volver a opinar de estos temas. Me limitaré a poner cara de circunstancia y sonrisa forzada, que parece se me da mucho mejor que la otra opción, está mejor aceptada y yo termino mucho mejor parada.

7 comentarios:

  1. Identificadisima en todo.

    Y sabes? Yo he empezado a hacerlo también. Tengo una amiga que ha empezado a hacer dieta, a ir al gimnasio... no ha bajado demasiado, unos cinco kg, pero me ATERRRORIZA que llegue a mi peso, que siga bajando, cualquier cosa. Por eso siempre -inconscientemente- le estoy ofreciendo comida 'no te preocupes por un día no pasa nada', etc. Cuando me dy cuenta paro, conscientemente quiero lo mejor para ella, pero por dentro me muero de miedo que pueda estar más flaca que yo.
    Sí, lo sé, soy una pedazo de zorra.
    Pero es así.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Mi niña, tú ni caso a nadie, estas agusto como estas pues sigue así, y en el caso de bajar algún kilo de más, si te hace sentir bien... QUE SE JODA EL MUNDO, no tienes que justificarte de nada solo tienes que verte bien tú. Y sí la gente es una pesada pero tu oidos sordos.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Me da rabia lo que te hacen.
    ¿Dónde tengo que ir a pegar cuatro gritos?

    Love.

    ResponderEliminar
  4. Mi linda,
    TE entiendo tanto, te aplaudo tanto, siempre es lo mismo, yo tb hace como 4 años que peso lo mismo y aun me dicen lo de "estás muy delgada, ¿adelgazaste mas?, como sigas asi no te vamos a ver" perdona¿?¿? la gente que me conoce de nuevas no suelta eso, simplmente dice que estoy delgada pero bien. Estoy de acuerdo contigo, si siempre hubieramos estado así nadie nos preguntaría, nadie nos acusaria de nada, esto es una mierda!
    En fin, espero que el fin de semana fuese mejor de lo esperado y estés más tranquila.
    Gracias por todo, eres un sol ;)

    ResponderEliminar
  5. yo que tu intentaria verlo del lado mas positivo... yo saborearia cada palabra que me dijeran! joder! es la verificacion de mis logros! de mis victorias y metas! yo estaria feliz! les sonreiria y les diria... pues nose... asi me veo bn, me siento bn conmigo misma si que dejame en paz.
    aunq si t lo dicen mucho, entiendo que te moleste... pero intenta verle el lado positivo..

    un abrazo y un beso =)

    ResponderEliminar
  6. acabo de leer esta entrada y casi me pongo a llorar no sabes lo identificada que me siento tia el año pasado que pesaba 25 kilos mas tenia que aguantar a todo el mundo que se encargaba de recordarme lo gorda que estaba y ahora que estoy delgada me tratan como si fuera el demonio tengo que estar todo el rato justificandome o haciendo cosas raras como itnentando coincidir con mi familia o mi novio para que vean que si como porque como no coma delante de ellos me tratan comosi no hubiera comido y no solo eso ahora hasta entra gente a mi blog a decirme que no soy sana o q estoy pirada... en fin, mucho animo, que le jodan a todos

    ResponderEliminar
  7. Esos puñeteros "dos kilitos"... cuando te sobran, te lo restriegan por la cara y cuando te faltan... te los restriegan por la cara.
    Personalmente, yo he arreglado la situación poniendo sonrisa dulce de oreja a oreja, cara de niña buena y respondiento "Igualmente" a cualquier comentario que me suene, aunque sea vagamente, a agresión.
    Por si las moscas.

    ResponderEliminar