lunes, 1 de febrero de 2010

¿Quién dijo que habían terminado las navidades?

¿Pero es que no me puedo librar ni un sólo fin de semana, ni una sóla semana de no tener que ir a comer, cenar, merendar e incluso desayunar con gente por ahí? Y entiéndase que cuando hablo de comidas, no hablo de verdurita a la plancha o al vapor con una ensalada. Para mí las navidades siguen aquí: comilona tras comilona, acto social tras acto social, sonrisa falsa tras sonrisa falsa, poner cara de qué bien me lo paso y pensar en que por dentro la comida me tortuta. Un asco. No tengo palabras. Esto no me ayuda para dejar de vomitar. Lo intento, pero si me dan de comer así no puedo. Sorry, pero así no puedo.

Esta vez por lo menos, durante la comida no fui yo el foco de atención. Aunque sigo notando las miradas plantadas en mi plato que observan y analizan qué me sirvo, cuánto me sirvo y cuánto como. Parece ser que esta vez se han fijado en que en la familia hay una chica que come bastante menos que yo. Y es verdad. De hecho siempre he dicho que si yo comiera lo que ella (llamémosla María para entendernos), María, pondrían el grito en el cielo. ¡Anoréxica! Eso es lo más fino que tendría que soportar yo. María, en cambio, sólo tuvo que aguantar un par de frases del tipo 'es que no comes casi nada' o 'además es que la mayoría de las cosas no te gustan'. Pero aún así, esos comentarios me libraron a mí de lo que me toca en cada una de las comidas familiares. Y, además, conseguí que admitieran que si yo comiera lo que María pondrían el grito en el cielo.

Vale, ¿y qué quieres aho
ra que piense? María sólo tiene que aguantar un par de frasecillas y a mí se me crucifica si una noche no tengo hambre, estoy cansada y quiero irme a la cama sin cenar. ¡¡¡NO ES JUSTO!!!

Puedo patalear lo que me de la gana que las cosas son así. A joderse toca. Y no está en mi mano hacer nada. Por más que me he esforzado en comer 'normal' cuando estoy con toda esta gente, no consigo deshacerme del 'estigma de la delgada'. Sí, 'El estigma de la delgada', o mejor dicho 'El estigma de la más delgada'. Porque aunque María está delgada, yo lo estoy más y soy más pequeña, más bajita y soy la más delgada de esta familia de mujeres orondas. ¿Y qué culpa tengo yo de que en la familia de mi novio las mujeres tengan tendencia a engordar? Pues ninguna. Mi madre está tan delgada como yo ¿no lo véis?. Sí, lo ven y se callan.

También ven que he engordado pero tengo que aguantar los mismo comentarios y miradas inquisitorias que cuando pesaba 42. ¿Sabéis lo que os digo? que para tener que aguantar la misma mierda por lo menos que sea con razón de ser. Porque ahora se me podría considerar una chica normal, delgada pero normal. Nadie se va a asustar por ver a una chica que pasa el metro y medio por poco y pesa 46 kilos.

LO DICHO: A JODERSE TOCA

10 comentarios:

  1. Si, te encuentro toda la razón. Deberían dejarte de joder, ya pesas más, qué mas quieren? Calma nena, entiendo como te debes sentir... super desesperada, ojala todo mejore.

    Me encantaría ayudarte como tu me ayudas a mi con tus comentarios, en serio, gracias... Fuerzas, linda, fuerzas.

    ResponderEliminar
  2. Hola linda, me pasa como a ti, parece que las comilonas me persiguen, cuanto más quiere una centrarse, entrar en rutina y hacerlo bien con la comida, más actos sociales te apareen, que si cumpleaños, comidas familiares, festejos de cualquier tipo. ¿no podrían celebrar yo que sé!! tirando cohtes de colores!!? Pues no!! tiene que ser con comida u_u

    La diferencia es que a ti te tachan de delgada y a mi todo lo contrario jaja, pero bueno todo a su tiempo

    ResponderEliminar
  3. exactamente.. te toca joderte ,,, es una mierda pero cuando te ponen una etiqueta ya siempre seras esa.. cambies o no.. agas lo q agas... la etiqueta ya esta puesta asiq.. asi te quedas. U.U mierda total.. pero es lo q toca..

    ResponderEliminar
  4. ¡Ánimo mujer! La crítica y el cotilleo son el deporte nacional, a todo el mundo le gusta criticar lo de los demás y no mirar su propio rasero. En mi caso, cuando pesaba más mi madre me llamaba foca. Ahora que peso menos me dice que me ve demasiado delgada. ¿Pero sabes qué pasa? Que no puede aceptar que yo sea joven y ella vieja. El otro día les dijo a sus amigas que tiene mejor culo que yo xD
    (no digo que sea mentira, sólo que lo hizo para pavonearse, para demostrar que en eso está por encima de mí).
    En resúmen, que o por flaca o por gorda o por alta o por baja, siempre habrá alguien dispuesto a poner la guinda al pastel, dispuesto a sacar tus defectos a relucir por encima de los suyos propios. Ármate de paciencia y sigue adelante :D

    ResponderEliminar
  5. Yo hace poco pensaba lo mismo.... pq tngo comidas /cenas /desayunos cada semana????? dnd esta la cuesta de enero????? Tu lo solucionas vomitando, yo machacandome la cabeza...
    A parte de eso, el estigma de estar delgada es así, siempre, mientras estes delgada, van a verte demasiado delgada, aunque no se pq mis padres ya lo aceptaron y me defienden de los comentarios que sueltan otra gente, imagino que fue pq delante de ellos siempre me comí todo. El problema viene con el crearse una fama, cuantas veces se le ha llamado puta a una chica que en una temporada de su vida se iba cada dia con uno pero sigue teniendo la misma fama a pesar de estar centrada ahora en su pareja??? incluso al reves, yo fui una estudiante modelo en su momento y esa etiqueta se me ha quedado aunque ahora no lo sea y suspenda, cosa que machaca igual.
    No se como ayudarte pq creo que no puedo, pero sé lo que tu quieras ser y no lo que se espere de ti, haz lo que tú desees hacer y no lo que te impongan. Disfruta nena, que esta vida se va y solo es una!
    petons

    ResponderEliminar
  6. Te entiendo tanto.. jode y bien. Miradas por aquí por allá, palabras y comentarios de uno y del otro... arrhhhg
    y ante todo la impotencia..
    yo ya llegué a un punto en el que me importa un pimiento lo que digan o dejen de decir de mí, me da absolutamente igual..
    a palabras necias oídos sordos
    es duro pero llega un momento en el que ya pasas de rallarte y pasas de sus comentarios, yo un día llegué a irme de una comida familiar x tanta tontería, desde entonces se controlan un poquito...pero un poquito solo..jaja
    te mando un abrazote enorme!!! se que aunq parezca que no, es inevitable no comer en esas comidas, pero tb puedes buscar otras soluciones para sentirte mejor, x ejemplo apuntarte al gimnasio y quemarlo. Yo al menos logro tranquilizarme un poco..

    ResponderEliminar
  7. Te entiendo totalmente. Me has dejado sin palabras porque te sucede LO MISMO que a mi en estos momentos con la comida y el peso. Que odioso.

    Te adoro nena, sabe que contas conmigo para todo.

    Besoooo

    ResponderEliminar
  8. Pues eso, que se jodan y tú a disfutar y estar tranquila.

    besos!

    ResponderEliminar
  9. Todos son unos majos ¬¬ Jodidoos !!
    Hablan y hablan y hablan palabrerías que pff valen ceroo !!
    Me encantaría taparles la boca para que dejen de vomitar porquería en palabras ¬¬
    ¡Qué fastidio!... Pero y qué... No puedes hacer nada ahí, por eso, te quedas callada y es peor, te come todo por dentro pero bueeeno, ¿qué se le puede hacer?... Que se jodan... :P
    Besoo ♥

    ResponderEliminar
  10. buf nena que hartazon de comidas, que mal que no te puedas escapar

    ResponderEliminar