domingo, 24 de enero de 2010

Conversaciones con un retrete


Sí, ya lo sé. Nunca he sido muy normal aunque yo pensara que sí. Ahora que una ha crecido y madurado, y es mucho más experta en la materia, se da cuenta de que aquello que decían en su época de universitaria rebelde es verdad: soy rara. ¿Qué le voy a hacer? Pues no soy como los demás ni quiero serlo. Claro que hoy me he llegado a preocupar. ¿Hasta qué punto estoy loca? ¿Como una cabra? ¿Paranoica? ¿Esquizo?
Os cuento.

Hoy he ido a pasar el día a una ciudad cerca de aquí con unos amigos. Como siempre que se reúne un grupo de gente, es obligatorio (o por lo menos lo parece) quedar para darse un banquete de los buenos. Bien, pues hemos comido como reyes. Como en una boda. En una buena, encima. Estaba todo buenísimo. Mientras comía, mi cabeza iba por libre imaginándose como cada pedazo de comida que entraba en mi boca bajaba por mi garganta, esófago, llegaba al estómago para mezclarse con jugos gástricos varios. En fin, yo comía y mi cabeza me torturaba. Después del café me he levantado al baño. Me meaba. Algo normal. Sin ninguna maldad escondida. Llego al baño y miro la taza del váter. El cabrón del retrete me sostiene la mirada. ¿Quieres vomitar? Sí, sé que quieres echarlo todo. ¡Puf! No. Me bajo los pantalones, el tanga y a lo mío. Meada al canto. Me levanto y me visto. Venga, sabes que no me atascaré. Ya sabes que funciono perfectamente, me has probado al llegar. ¡Qué no jodido retrete parlanchin!

Y es que me estoy volviendo loca porque realmente esta conversación tuvo lugar. Lo juro. Juro que la puta taza del váter me retó a que vomitara todo lo que había comido. Pero fui fuerte. Sí, la más fuerte del mundo. Porque normalmente suelo vomitar incluso cuando he comido la mitad de las calorías que me he metido entre pecho y espalda en la comida de hoy. Evidentemente después no he cenado.

9 comentarios:

  1. Bueno nena yo no vomito pero no por falta de ganas es que se que si empiezo no podre parar el unico consejo que te puedo dar es que dejes de vomitar si lo haces cada vez tendras menos ganas de comer o atracarte porque sabras queno puedes recurrir a los vomitos y gracias por el comentario que no sabes lo bien que me vino la verdad es que el sabe que yo tenia razon pero es tan imbecil que aunque tenga razon siempre me contesta mal para luego darse cuenta de lo que ha hecho y humillarse y pedirme perdon ya me envio dos emails y cuatro sms pero yo la verdad estoy algo asqueada de el, espero que se me pase, muchas gracias por todo tia te adoro :)que haria yo sin todas vosotras

    ResponderEliminar
  2. jajaja mi niña si tu eres rara yo soy extraterrestre... yo tb he tenido "conversaciones", no con el retrete pero sí con la comida.. supongo que es completamente normal cuando se está tan en tensión con las calorías y lo q metes al cuerpo. En fin.. que fuiste bien fuerte y me alegro!! que se come de más? pues no se cena y al día siguiente se compensa (y se saca al perro..jeje)
    uy pues te cuento que la mía está que se sube por las paredes, xq no ha salido mucho ultimamente (el celo..) así que veremos a ver si no la pierdo cuando la saque, es puro nervio. Por cierto, no tendrás un Cocker?? Tenemos cosillas en común no? jeje
    disfruta tb la semanita nena!! y mucha suerte con la carrera, yo dudo mucho que siga.. seguiré yo por mi cuenta pero lo dejo más que nada porque en casa no puedo planearme comer 400 o 500 calorías al día... y me siento estúpida haciendo una "carrera.."
    que la fuerza te acompañe! :D
    un besii corazón

    ResponderEliminar
  3. Felicidades!!!!!!!!!!
    No existe retrete en el mundo que acabe por doblegarte a su antojo.

    En cada situación semejante la locura llama a la puerta, sobretodo si en un tiempo pasado era como reacción autómata. Pero has sido más fuerte. Siempre lo serás ¿verdad?

    No estas loca. Aún no te he visto por la zona común (:P).

    Lo has pasado bien disfrutando en compañía de una agradable velada. (Frase muy socorrida aunque suene algo cursi).

    Cuídate mucho pequeña y sigue así.

    ResponderEliminar
  4. Aupa!
    Me alegro de que vencieras ese reto, estoy segura de que no ha sido facil. Yo hoy tambien he tenido comilona en el campo y creo que he engordado como 2 kilos, pero no pienso volver a vomitar, hoy no ceno y mñn a base de sopa, aunque sea por depurar.
    Loca? rebelde? yo creo que inconformista, autoexigente, ambiciosa... nada malo si no se lleva al extremo, como todo. Una vez mas me siento identificada contigo, por lo menos no estamos solas en nuestra locura!!!
    PD: mis padres se van a las seychelles...
    petons

    ResponderEliminar
  5. vaya, eso ha sido un gran logro y te admiro. has disfrutado de la comida, no has vomitado, y no has cenado para contrarrestar. eso es fuerza de voluntad y control en todos los sentidos. quiero ser como tu! jeje. la verdad es que es algo que deseo hacer con todas mis fuerzas: comer como una persona normal (no cuatro granos de arroz) y conseguir no vomitarlo. lo intento, y alguna vez también lo consigo.
    sigue así, cayando o los estúpidos retretes y gritándole a Mia que tú eres mucho más fuerte.
    un beso y mucha suerte

    ResponderEliminar
  6. prin no estas loka es tu mente ke ace lo ke pide tu subkonsciente pero tu eres mas fuerte y no te dejaste engañar sigue asi prin por un dia no te pasara nada un beso muy grande!!!

    ResponderEliminar
  7. Jeje, estos baños que hablan. Que mas irán a inventar? jeje, chiste malo :P

    Sucede, a mi me pasa que ana me dice en la cabeza: no comas, gorda, mira la grasa que tiene eso!

    Pero tenemos que ser fuertes y no dejarnos llevar por los impulsos o por nuestra ezquisofrenia jaja.

    Te adoro linda!


    Porcelain Kisses

    ResponderEliminar
  8. Princesa.. me alegro que seas fuerte!
    Gracias por pasarte por mi blog.. gracias por recibirme con los brazos abiertos..
    tQm
    Besines♥

    ResponderEliminar
  9. hiciste muy bien en no vomitar, es muy malo, menuda fuerza princesa!

    ResponderEliminar