domingo, 20 de diciembre de 2009

Sirve de algo intentar contentar a los demás?

Estoy triste, deprimida, fea, sufriendo ataques de ansiedad y, para más inri, gorda. Sí, habéis leído bien: gorda. Hay mucha gente que no me definiría así pero yo no puedo dejar de sentirme obesa y grasosa. Tengo tripilla donde antes sólo había piel y unos abdominales marcados por la ausencia de grasa. Mis hipbones ya no se notan tanto. Sis piernas han engordado y ahora me valen pantalones del año pasado por estas fechas que hace algunos meses me quedaban enormes. Se me vuelve a notar la chicha esa que aparece en la parte baja de la espalda y antes de llegar al trasero. En fin, hecha una auténtica cerdita otra vez.
¿Y todo esto para qué? Pues para nada. Peso una burrada. No por que lo sepa sino porque lo noto. Hace semanas que no me peso porque me da pánico y creo que no podría soportarlo. He engordado por mis padres, para que se quedaran más tranquilos. Me he sacrificado por los demás una vez más a costa de sentirme yo como una mierda cada vez que me pongo los vaqueros y no ha servido para nada. ¿Por qué? Pues porque mi madre me sigue diciendo que da asco verme, que estoy en los huesos, que a ver qué me he puesto que me hace esquelética, que parece que me vaya a romper, etc. Tengo que aguantar comentarios por el estilo cada vez que quedo con ella. Y yo ya no puedo más. Estoy rota, algo se me ha roto aquí dentro. Tengo la sensación de que todo lo que hago no vale para nada y vuelto a querer escapar aunque no sepa de qué modo.
Así que si tengo que seguir oyendo los mismos comentarios hirientes pesando 42 que 47, prefiero pesar 42 y que por lo menos los comentarios lleven algo de razón.
Lo siento mamá. No puedo más.

Ayer salí con mis amigas de cena y después de marcha. Hacía un montón que no salía con ellas. Cenamos de tapeo algo ligero, bebimos, bailamos, reímos y lo pasamos en grande.La mayoría de mis amigas, como ya he comentado alguna que otra vez, están delgadísimas y son monísimas. Entre ellas Ana. Una real thinspo. Sacamos fotos así que a ver si puedo hacerme con alguna en la que se la vea bien y opináis. Aunque me lo pasé muy bien, no puedo dejar de sentir que yo era inferior, una mierda al lado de tanta rubia alta y estupenda.

Bueno, me despido que mi novio acaba de entrar en casa y no quiero que me pille por aquí.
Por la noche os visito a todas para ponerme al día.


4 comentarios:

  1. la verdad es que la gente debería morderse la lengua un poco. igual que nadie le dice a alguien gordo que está gordo no deberían decirle a alguien delgado que está esquelético. intenta vencer esos sentimientos. seguro que estás mucho mejor así, más sana. sé fuerte.
    un beso, y síguelo pasando así de bien con tus amigas

    ResponderEliminar
  2. Me siento igual que tu... Igualisima. Pero quizas un poco peor, jeje. Cuidate!!!

    Te adoro

    ResponderEliminar
  3. no se cuanto pesaras para sentirte gorda, a mi jamas se me han notado los abdominales y creo que nunca se me notaran XD

    ResponderEliminar
  4. Nena...x lo q dice ni pesas 50 kilos, y lo primero kiero q sepas qno me kiero meter cn tus sentimientos, xq son tuyos los respeto y sobre todo LOS ENTIENDO, xo NO ESTAS GORDA, se q lo sientes, LO SE, xo es q jolines, NO LO ESTAS y eso me frustra tanto sabiendo q yo si q soy una ballena.,..qme gustari a qlo comprendieras, qte valoraras un poco...un beso, y disfruta!!

    ResponderEliminar