lunes, 4 de mayo de 2009

No quiero estar aquí


Estoy increíblemente sensible. Todo me molesta y me sienta mal. Me pongo triste por cualquier cosa y se me saltan las lágrimas a la mínima. Llevo todo el fin de semana igual.

Vuelvo a tener ese tipo de días en los que me quedaría debajo de las sábanas. No quiero saber nada de nadie y tampoco quiero que la gente sepa nada de mí. No tengo ganas de relacionarme con nadie. Antisocial. Esta es una palabra que últimamente me define demasiado bien. Quiero poder llorar cuando me entren ganas sin necesidad de reprimir las lágrimas. Estoy harta de llorar por dentro y sonreír por fuera. Quiero gritar que me importa una mierda eso de lo que ‘mis amigas’ están hablando sin que se me juzgue por ello. ¿Qué más me da a mí cómo quedan más limpios los cristales de casa? Maravillosa conversación, interesante donde las haya la que tuve el otro día con ellas. Y fijaos que he puesto entre comillas eso de ‘mis amigas’. Es porque en estos momentos no las siento, no me llegan y, por tanto, no me queda claro que lo sean. Supuestamente lo son pero como estoy antisocial pues no me queda claro. Prefiero estar a mi aire pensando en el sexo de los ángeles que hablando de ese tipo de banalidades. No me interesa, gracias.


De esta manera, el sábado terminé yendo de compras (yo sola porque siempre encuentro más cosas cuando voy yo sola, porque no me apetecía ir con nadie, y porque tampoco tenía a nadie que me acompañara). No tengo muy claro que me sentara bien ir de shopping. Primero porque últimamente estoy teniendo problemas para encontrar tallas que me sienten bien (la 34 me queda floja), segundo porque no encuentro muchas cosas que me gusten y, tercero, porque al desnudarme tantísimas veces frente a los espejos de los probadores no puedo evitar mirarme desde todos los ángulos posibles (me estoy haciendo contorsionista profesional) y odiarme un poquito más. No me gusto y no lo puedo evitar.



Últimamente me maquillo más sólo por mirarme la cara durante un rato más y no mirarme el culo. Sólo para que la gente se fije más en mis ojos que en mis muslos. Cada vez que me veo en un espejo siento que me desdoblo. No es la primera vez que me pasa. La sensación es como si estuviera haciendo un viaje astral. Salgo de mi cuerpo y me veo desde fuera. Desde atrás, desde arriba, desde izquierda y derecha, de frente. Esa no soy yo. ¿Soy yo? Lo dudo por un momento. Sí, debo de serlo. Me doy asco. No porque me vea gorda o flaca. Simplemente no me gusta lo que veo. Me enfrento a mí misma y empieza la discusión de siempre: no estás mal, sí que lo estoy, estás guapa, no, doy asco, no, no lo das, mira qué cadera, pero si tienes 85 cm de cadera, es enorme, no lo es, tengo cartucheras… y es que no me entiendo. A veces ni yo puedo conmigo misma.

Por eso estos días debería de quedarme en la cama, escondida bajo las sábanas, sin poder hacer daño: ni a mí, ni a los demás.

7 comentarios:

  1. te mando de vuelta todos los ánimos que tú me has dado, y un puñadito extra.

    Eres muy valiente enfrentándote con el espejo (yo no soy capaz). Y has de tener una cosa clara: siempre nos mienten!!

    1beso fuerte!

    ResponderEliminar
  2. Espero q estos dias q estas pasando se acaben y q te animes. Esos dias es mejor quedarse sola en tu cama (bajo las sabanas como tu dices) y así no tener q fingir... He dicho más o menos lo mismo que has dicho tu, pero lo q quiero decir es q te entiendo. Espero de verdad q te animes.

    Un besazo!!

    ResponderEliminar
  3. hola cielo!! me suenan muy pero que muy familiares esas palabras q has escrito.. es agonizante, esos días son lo peor, y lo es más aún cuando ves que se va prolongando. Todo depende de una.. si no estás bien ya te pueden decir lo q sea q no te vendrás arriba tan fácilmente.
    A lo mejor no podemos cambiar de golpe para bien y estar mejor así de repente con unas palabras o algo.. pero sí que puedes ir cambiando pequeñas cosas, poco a poco, que harán que sin darte cuenta encontrarte, no digo q super bien, pero no tan mal.
    Me gustaría que te llegara aunque fuera sólo un pokito de ánimo, de ganas de no seguir en ese horrible pozo e intentar salir. Ojalá pudiera transmitirte algo...
    te mando tb un abrazo bien fuerte y un besito enorme MUACKISSS!
    gracias por pasarte ;)

    ResponderEliminar
  4. Desilucion es como describo tu estado cuando me pasa a mi. Me desiluciono tanto de mi, que aveces no quiero seguir adelante y me invade una sensación como de vacio extremo,Mis amigas cumplen una funcion de nombre para mi,nunca estan cuando verdaderamente las necesito y he descubierto que ya hasta salen a divertirse sin mi, no les hago falta.. (como ellas dicen) Me cansa la hipocresia, la odio y la detesto. yo no soy asi, porque me tratan asi??? .. Te comprendo y espero que pronto se te pase. Si de alguna manera puedo serte util, solo dimelo, Muchos abrazos y espero que en realidad mejore todo por alla....

    ResponderEliminar
  5. Hola
    Llevo dos dias en tu blog. No me gusta leerte asi, tan desanimada. A veces es dificil encontrar a alguien con quien hablar, este mundo es asi de banal.
    Animate campeona!!!

    ResponderEliminar
  6. Hola nena, primera vez que ando por aqui... La verdad te quiero mandar muchos animos, animate, estas haciendo algo para cambiar tu fisico, tomas desiciones, eres fuerte y si tienes ganas de llorar hazlo ! Haz loque quieras, no te reprimas, tu puedes.

    Te deseo una buena semana, un beso prin !

    ResponderEliminar
  7. Hola prin!
    Soy yo, tu muñequita caprichosa...
    Me cambie de nombre y mi blog tiene otra direccion, ya no es mas privado
    http://dondevivenlasmariposas.blogspot.com
    Espero q te sigas pasando linda...

    MIL BESOS!

    ResponderEliminar