viernes, 3 de abril de 2009

Viernes!!!


No me puedo creer que haya llegado.
Como veis, sigo vivita y coleando y he sobrevivido a otro jueves. Tal y como os comentaba ayer, fui a comer a casa de mi madre e hice exactamente lo que tenía planeado. Tuve mayor problema por la noche. ¿Alguna vez he comentado que en casa de mi novio cenan como bestias? Es increíble: en la mesa hay de todo. Chorizo, queso, jamón, ensaladas (normalmente 2 distintas), tortillas de patata (normal y de jamón y queso) y el plato que toque que, ayer, fue pollo y, por supuesto, postre (yogur). Aquí todos mis intentos de controlarme son… ¿cómo decirlo? Inútiles. Tiene todo una pinta tan apetecible. Y el caso es que me da asco ver cómo comen los demás por lo que intento no fijarme mucho en todo lo que se meten a la boca. Comí todo lo que quise y un poquito más; total, iba a tener que hacer mi visita habitual al baño sí o sí, así que de perdidos al río. Al llegar a casa hice lo mío y listo.
Parece que nos animamos a dejar los atracones (¡gracias Caótica Ana!), así que vamos a ver si juntas conseguimos el control que tanto ansiamos. Cuantas más seamos mejor!!!
Por otro lado, gracias a todas las princess que estáis ahí y dejáis vuestros comentarios. De verdad que me hacen no sentirme tan ‘sola’.
Besitos!
Hoy estoy más animada y tengo ganas de hacer cosas. Y eso que esta mañana la báscula ha marcado 200 gr más que ayer (claro que con todo lo que comí, cene… casi es un logro).
pd: hoy no incluyo ninguna de las entradas antiguas porque se me ha olvidado el pen drive donde tengo todo guardado en casa...

1 comentario:

  1. Es horrible comer con otros. Yo siento algo muy raro: me averguenza que me vean comer pero a la vez cuando no como me torturan con preguntas... Te entiendo perfectamente!

    Cuidate mucho y Saludos!!!

    ResponderEliminar