viernes, 17 de abril de 2009

Quiero marcharme a casa

Tras apuntarme ayer a la carrera, estuve bastante más animada. No quiere decir que por la tarde consiguiera estar totalmente activa, ya que terminé en el sofá echándome una siesta de 2 horas, pero me pegué una paliza considerable limpiando los armarios de la cocina en lo que tardé algo más de 1 hora y lo que me ha dejado unas agujetas considerables en ambos brazos, hombros incluidos. Luego dormir. Mi cuerpo me pedía dormir y, así evitaba tener ninguna clase de tentación de ir a la nevera. Creo que si no hubiera tenido que ir a cenar fuera (como todos los jueves), lo que derivó en tener a Mía pegada al culo por la noche, habría sido un día casi perfecto.
De momento no tengo planes para el fin de semana así que improvisaré según vea cómo estoy de ánimo. En principio son fiestas de San Jorge en Santurtzi (un pueblo cerca de Bilbao), pero no me veo con ánimo de salir de fiesta y, por otra parte, así aprovecho a estar solita en casa (cosa que me encanta) porque mi novio ¡no se pierde una!




Ayer me volvió a decir que cada vez abultaba menos, que era muy poquita cosa. Es curioso como puede cambiar nuestro punto de vista ante este tipo de comentarios. Antes, cualquier comentario acerca de mi peso, de lo que abultaba, etc., me hacía sonreir por fuera y por dentro. Me alegraba, me animaba a seguir para lograr lo que me había propuesto, me hacía sentir más activa, con ganas de hacer cosas, arreglarme, salir, mostrarme al mundo. Ahora en cambio, no sé si me hace o no sonreir. Más bien no. Me encuentro dando excusas para quitarle importancia o, por lo menos, para que dejen de preocuparse. En parte me alegra porque es lo que quiero pero me está empezando a molestar. ¿Por qué no me dejarán en paz? Aunque pienso que no sé ni siquiera si quiero que me dejen en paz. Porque no me gusta sentirme ignorada, abandonada. No sé si me explico porque es un sentimiento tan contradictorio que me cuesta explicarlo con palabras. Quiero que me dejen en paz, pero no que me ignoren, ni que me abandonen, ni que me dejen sola. Me gusta estar sola pero no sentirme sola.

Sí, Seguro que más de una me entiende...


Estoy en el curro viendo pasar los minutos y las horas que se me están haciendo eternas. No veo el momento de que den las 14:50 para marcharme a casa. Sí, hoy me voy a ‘escapar’ 10 minutos antes. Suelo llegar antes de la hora así que nadie se atreva a decirme nada porque me marche 10 minutos antes.




6 comentarios:

  1. Pues a mi si me gustaria q me dijeran q ocupo poco (claro q aun no pueden decirmelo) pero claro q te entiendo respecto a lo de querer q te dejen en paz pero q tp te abandonen...
    por cierto, casi me quedo ciega con el parrafo rosa jaja, pero nada q no pueda solucionar seleccionarlo con el raton.
    Espero q sigas bien con al carrera, ánimo ;)

    ResponderEliminar
  2. prinn tienes razon con lo de que nos gustar estar solas pero no sentirnos solas.. eso es lo mas frustante =) ademas... yo te entiendo aunque no lo sepa expresar con palabras
    besos.. lizzy..

    ResponderEliminar
  3. hola hay una parte en rosita que no se lee bien ...bueno pues alabo tu fuerza yo hoy otra vez con mia esto es un desastre. xoxox

    ResponderEliminar
  4. HOLA PRIN.. PRIMERO Q NADA MUCHO ANIMO Y SUERTE EN LA CARRERA!.. HASTA Q X FIN ENCONTRE TU BLOG Y PUDE PASAR A LEERTE.. TE ENTIENDO A MI TB ME EMPIEZA A MOLESTAR Q ME DIGAN Q ESTOY MAS DELGADA.. XQ YA LLEGO AL PUNTO DE Q LO REPRUEBAN NO KIEREN Q BAJE MAS Q SE YO.. PERO BUENO NADA.. NO HAGO CASO.. BUENO NENA MUCHA FUERZA..CUIDATE

    ResponderEliminar
  5. Priesita , gracias por pasarte por mi blog, te entiendo los de irte , querer no estar ahi , pero bueno . Nosotras soportamos eso y mas..
    Espero que estes bien
    un besito

    ResponderEliminar
  6. si lo necesitas duerme, es genial, estaras descansada y no pensaras en comer

    ResponderEliminar