lunes, 6 de abril de 2009

Haciendo esfuerzos.


Hoy es el primer día.

El primer día en el que me he decidido a no vomitar, por lo que pretendo no comer más de un café, dos galletas de fibra y una manzana para lo que queda de día. Sé que en caso de que coma algo más voy a ir derecha al baño (independientemente de si se trata de un atracón o de una comida 'normal'), me conozco y me odio por ello. De momento, lucho contra mi mente, contra mí misma, que me sorprendo pensando en comer como una cerda cuando llegue a casa. No, hoy voy a ser fuerte. Voy a recuperar el control que perdí. Café, café y más café. Soy adicta, no lo niego. En mi lucha contra mí me he mordido las manos. Es una manía que tengo: me como (literalmente) los dedos o cualquier heridita que encuentre. No me refiero a las uñas, sino a los dedos. Me los dejo en carne viva, me hago heridas de lo más desagradables y, lo peor, no las puedo esconder. Pienso también en dejar de hacerme esto. En realidad me gusta verme las manos arregladas, con la manicura hecha pero me vuelvo a sorpreder cuando veo que sangro, que me he mordido 'inconscientemente' y que vuelvo a ser consciente de ello cuando ya es demasiado tarde. Siempre recobro el control demasiado tarde.

Hoy es el primer día y no va a ser demasiado tarde.
Os invito a acompañarme en mi aventura.

7 comentarios:

  1. Nunca es demasiado tarde y menos xa algo así. Animos qtu puedes!!

    ResponderEliminar
  2. HOla preciosa,
    EStaré aquí en tu nueva aventura, me parece estupendo que dejes a Mia. Intenta calmar tu ansiedad de otra manera, el ejercicio puede ser una buena opción! y cuidate mucho.
    Nos vas contando, ok??
    muaaa

    ResponderEliminar
  3. Se oculta la luna tras la cara de la noche: del lado visible lo que el mundo espera de ella, lo que cada noche, miles de seres se alzan a contemplar; del otro, todo cuando ella es, pero que no queire que nadie vea. La angustia y la desesperación de no poder hacer nada por relucir completa, el dolor de su fragilidad. Todo es ella misma: el incontrolable magma de su alma que burbugea incandescente. Si es fuerte, sólo si es fuerte, obviará la parte amarga. No sabe, que, su fortaleza no reside en su aspecto, sino en lo que ella representa, para sí misma, para el mundo.

    ResponderEliminar
  4. Joder! es precioso. Casi haces que se me salten las lágrimas y no es lo más conveniente (estoy en la oficina). Estoy TAN sensible... todo me afecta, snif-snif.
    Gracias wapas!

    ResponderEliminar
  5. a ver hidden q decirte llevo mas de 15 años con mia y han sido tantas veces las q me propuse como tu olvidarla que he perdido la cuenta...
    te deseo mas suerte q a mi de corazón, tb te digo que si por lo q sea no lo logras aqui estoy, lo entenderé y nbo olvides que tenemos mucha ansiedad así que es preferible comerte una manzana que no caer en un atracón..beoss

    ResponderEliminar
  6. Gracias por tu apoyo Princesa. Por lo que veo, llevamos más o menos el mismo tiempo metidas en esto...
    Sé que no me voy a olvidar de mía (para mí es necesaria porque muchas veces estoy obligada a comer cuando no quiero), pero por lo menos dejar de darme tantos atracones...
    Mutxisimas gracias, de todo corazón por vuestro apoyo. Significa un montón para mí!

    ResponderEliminar
  7. Hola!!! Yo también soy adicta al café!!! Fuerza y ánimos para estos nuevos propósitos!!!

    ResponderEliminar