lunes, 6 de abril de 2009

18/07/2008. Llorona



Estoy llorona. Últimamente me da por llorar por cualquier cosa, ya sea algo alegre que me hace llorar por ilusión o por algo triste que me hace llorar porque yo también lo estoy. Y eso que hoy hace bueno y puedo ir a la playa a evadirme un poco.
Ayer cené una burrada y hoy todavía me está repitiendo la ensalada. Ayer me dieron una noticia que todavía no he asimilado. También me dieron ganas de llorar. De hecho, me la dijeron a las 14:00 y cuando salí de currar a las 15:00 todavía le estaba dando vueltas mientras conducía camino a que me hicieran la manicura. Natalia está embarazada. Y mientras lo escribo también intentan asomarse varias lágrimas a mis ojos. Esta vez no creo que sea porque me hace ilusión. No es que no me alegre, que me alegro, sino que veo que todo a mi alrededor cambia y no sé hasta qué punto eso me gusta o no. Y yo sólo tengo ganas de llorar y creo que de la que empiece no voy a parar. Ahora no puedo porque estoy en la oficina pero si estuviera en el coche, en casa o incluso en la playa creo que me saldrían lágrimas de cocodrilo cual dibujo manga; parecería una fuente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario