miércoles, 1 de abril de 2009

15/05/2008. Inútil



Tengo bastantes altibajos; hay veces en las que en un momento del día me siento activa, con ganas de hacer cosas, contenta y, de repente, todo para y me siento cansada y sólo quiero sentarme, tumbarme en el sofá y dormir mientras veo la tele. Pero sé que si me paro, me siento y duermo luego ya no me levanto, así que intento no hacerlo. Mientras me mantenga activa y no pare voy bien. Desde que he empezado a currar creo que he vuelto a la rutina. Me voy amoldando. Me aburro leyendo, sin ordenador y sin nada que hacer realmente. Y no entiendo de lo que se habla en las reuniones a las que me invitan. Y yo me aburro y pienso, y paro, y tengo sueño. Tiempo al tiempo, pero nunca se me dio bien esperar.
Mi novio se ha mudado a mi casa. Me gusta despertarme y verlo a mi lado. Lo único malo es que me obliga a cenar. No quiero acusaciones ni miradas inquisitorias de nadie, así que ceno. Yo lo que intento es no comer nada más que café, fruta y zumo. ¿Para qué más? Si acaso algún yogur. Y no quiero cenar porque luego tengo que ir al baño. No quiero. Tengo sueño, me muero de sueño. Y escribo. Para no aburrirme, para no dormirme, para que parezca que hago algo. No me gusta sentirme inútil, un mueble. Me han aparcado, arrinconado. Sueño, sueño, sueño. Quiero dormir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario