jueves, 23 de abril de 2009

¡1 semana de carrera!


Pues ya hemos cumplido 1 semanita entera de carrera. Todavía tengo que bajar 400 gr. para lograr la meta que me propuse. Más que los puntos que hago al día, me guio por esa meta que me puse. El conteo de puntos me ayuda para llevar el control, una especie de diario, de lo que consumo, vomito y hago al día.

Lo que había cogido en Semana Santa ya lo bajé. Parece que 400 gr. es muy poco. Pero es que yo, hasta que no me estabilizo, pueden ser hoy 400 y mañana 800 (además que hoy tengo cena familiar como todos los jueves...). Me está costando horrores. Hay veces en las que me estanco y no voy ni para adelante ni para atrás. Recuerdo lo que me costó llegar a los 46. Iba de los 47 a los 50 con una velocidad espasmódica. Me siento igual que entonces pero con algún kilo menos, claro. Hay que tener en cuenta que casi nunca me salto comidas. Siempre como o bebo algo cuando toca: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena. Sí, sí, 5 ‘comidas’ al día. La verdad es que en algunas sólo tomo café con leche (soy incapaz de tomarlo solo: no me gusta y me da dolor de cabeza) o un puñadito de cereales con fibra o un té o un par de galletitas de fibra. De todas formas, creo que saltarse una comida corresponde sólo a desayuno, comida y cena. ¿Qué tal vais vosotras?

El sábado pasado me saqué fotos. No las mandé ni nada porque no me gustó lo que vi. Cuando me miro al espejo me veo delgada. Sé que estoy delgada. ¡Pero en las fotos me vi mucho más ‘gorda’! ¿Me engañan los espejos?

¡JAJAJA! Me estoy acordando de los espejos de algunas tiendas que están un poquito inclinados hacia atrás. Como siempre que paso por un espejo, no soy capaz de pasar de largo sin mirarme… ¡aayyy! ¡Si parezco alta y todo! ¡Como Eugenia Silva! (me encanta esta mujer) Claro que a mí me entra la risa. Sé que lo que veo en ese caso no es real. En las tiendas están para vender y tienen pero que muy bien estudiado eso de las luces de los probadores, los espejos y demás ‘efectos especiales’ para que nos veamos estupendas. Pero, ¿y en casa? No entiendo por qué en el espejo de casa me veo bien y en la foto, sacada en ese mismo espejo, no. Mis piernas, me siguen horrorizando mis muslos. La verdad es que siempre he tenido las piernas más gordas de lo que corresponde al resto de mi cuerpo. ‘Mamá, estoy descompensada’ es una frase que en mi casa se ha escuchado muchas veces. Reconozco que están mucho más delgadas que antes (gracias a Dios. O a mí, mejor dicho), pero aún así, en la foto las vi inmensas. Bueno, los muslos. Si cuando termine la carrera me vuelvo a sacar fotos y las veo mejor, puede que las suba una vez que las retoque para borrar mis tatuajes y demás marcas reconocibles (toda precaución es poca y prometo que solo retoco lo dicho *-*). ¡Viva el photoshop!

¡¡¡Tengo que conseguir bajar ese medio-kilo!!!


3 comentarios:

  1. hola princesa.. si increible ya paso una semana ya.. y yo estoy loca xq acabe la carrera YA! jaa.. aunq a mi me falta un poco mas estoy a 1kg de mi meta.. pero estoy segura q voy a llegar (si es q resisto las ganas de no mandar todo al carajo).. me pasa lo mismo con las piernas no se q onda.. se q tan mas delgadas pero si mas rellenas q el resto de mi cuerpo.. en fin siempre es asi las fotos, espejos y demas todo enganha.. opino lo mismo q tu saltarse una comida es saltarse el desayuno,almuerzo o cena, o muy pocas veces me salgo alguna..bueno nena mucha fuerza!!

    ResponderEliminar
  2. hola guapa! si recuerdas los 46 como algo lejano es que ahora pesas mucho menos y creo que ya estaras super delgada, hasta donde quieres llegar? yo 48 y mido 1,60 espero verme bien asi

    ResponderEliminar
  3. A mi tb me pasa lo de las fotos y los espejos, yo se q estoy gorda de todas las maneras, pero alomejor un dia me siento mejor y me veo mejor y luego en las fotos me feo gordisima y me siento estupida creyendo q en ese momento estaba "guapa". Mucha suerte con tu carrera ;)

    ResponderEliminar