lunes, 6 de abril de 2009

07/07/2008. Resaca



San Fermín. Estoy hecha un trapo. En la boda me pasé un poco bebiendo y estuve toda la noche vomitando. Menos mal que no me vio nadie y que fue al irme a la cama. Al día siguiente, claro, me quería morir. Bueno, y esa noche también. Si es que cuando no se está acostumbrado a beber, una se toma un par de copas y pasa lo que pasa. En fin, ahora toca limpiar todo esto del fin de semana aunque no se muy bien cómo.
Me siento hinchada, gorda, obesa. Me sale otra vez una morcilla en los lumbares que no es normal. Yo, que he llegado a pesar 46 kilos, ahora debo de pesar unos 49 (no quiero decir 50 porque me dan ganas de llorar). Y ya no voy al gimnasio y tengo que hacer algo para bajar todo esto…
Yo, por mi parte, creo que voy a empezar a preocuparme por lo mío que es hora de que me quede otra vez con mis 46 kilos que estoy empezando a volver a parecer un zeppelín y no queremos que pase eso, ¿verdad?

No hay comentarios:

Publicar un comentario