martes, 31 de marzo de 2009

26/02/2008. Quiero estar sola.

¡Dejadme en paz! ¿Por qué no puedo hacer lo que yo quiera? Haz esto, deja lo otro, no comas de esto, ya vale de comer aquello, vete allí, quédate aquí… ¡Ayyy! Dejadme en paz, por favor. Me agobio. Notad que no digo ‘me agobiáis’ o ‘me agobian’, digo ‘me agobio’. Sí, por lo menos reconozco que la causante del agobio soy yo. Estoy irascible, sensible. Necesito estar sola.
Llevo dos días notando una presión bastante fuerte en la parte derecha de la cara, desde la nariz a la sien. Noto como si una vena quisiera reventar, como si sangrar por la nariz me fuera a ayudar. Son unos segundos de una sensación extraña de presión y luego se me pasa.
Hoy a medio día me voy a tomar algo por ahí. Mejor, porque así me evado un poco y me da el aire, además de tener un rato para estar sola y fuera del curro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario